Pasar al contenido principal

Tablao Flamenco Restaurante en Granada

Olor a azahar, jazmín, albero y Alhambra

Entrar en Graná, cruzar por la puerta de la historia, por la preciada y matriarcal flamenca SOLEÁ, vivir cada día una experiencia de los sentidos, sin presiones comerciales, sin pan ni circo, sin Typical Spanish, sin charanga ni pandereta, pero sí con Machado, Lorca, Falla, Arcas.

El equilibrio entre cuerpo y alma, alimento para el cuerpo con una gastronomía mediterránea, de temporada, de tomates que saben a tomates, con olores de las abuelas, de guisos y de fantasías que te invitan a soñar.

Y alimento para el alma con el flamenco hecho verdad, hecho potaje, hecho recuerdo de lo que fue, de lo vivido, de lo que nos enseñaron nuestros ancestros, flamenco del corazón, del que te mira a los ojos, del que no se esconde detrás de la parafernalia, del que cuando canto la boca me sabe a sangra.

¡Y de postre a enamorarse!, con notas de piano, aromas de bolero, de sones que rebasan el non plus ultra, trasnoches de copla y copa, luces de bohemia para ser el héroe a través del espejo.

La Soleá, enigma de letras, sonido en el silencio, fantasía hecha carne en la ciudad del embrujo, en la que todos quieren morir...

X